Publicaciones vivenciales del oficio periodístico | Mayra Aguirre Robayo

Por Mayra Aguirre Robayo

(Publicado originalmente en diario La Hora, sección Editorial, Quito, el 5 de enero de 2020)

 

Ecuador: ‘Huellas de la Prensa. Notas históricas’ (Wellington Toapanta), ‘Arroz Verde. La industria del Soborno’ (Fernando Villavicencio y Christian Zurita) e ‘Imaginaciones científico-tecnológicas letradas en Ecuador’ (Iván Rodrigo-Mendizábal) son los libros publicados en 2019.

El expresidente Enríquez Gallo decretó al 5 de enero por el aniversario de la publicación de Primicias de la Cultura de Quito (1792) de Eugenio de Santa Cruz y Espejo como el Día del Periodismo. Rodríguez Lara emitió la Ley de Ejercicio Profesional (1975). Tipanluisa traza huellas del diarismo del país topando la mordaza clerical, la ética periodística, las asociaciones periodísticas, los derechos sociales y la transparencia informativa del servicio público. La actual Asamblea Nacional aún no deroga de la LOC el artículo 5 que declara a la comunicación como servicio público.

Villavicencio y Zurita (La Fuente Periodismo de Investigación con caricaturas de Bonil) documentan la cara oculta del anterior régimen como el más corrupto y autoritario de país desde 1830. El libro se convertiría en una suerte de manual de la delincuencia política del Siglo XXI. La Fiscal General denomina a la investigación Arroz Verde, como Sobornos 2012-2016. Es uno de los hechos más descarados del abuso de las empresas privadas del Estado.

Rodrigo-Mendizábal desarrolla una historia de las publicaciones de las revistas literarias y de periódicos de los siglos XIX y XX con una perspectiva de futurismo modernizante. No se inicia con la intención del anterior gobierno la innovación científico-tecnológica (cambio de la matriz productiva fracasada).

El libro evidencia el nacimiento de la comunicación científica que se socializa en la esfera pública para popularizar y establecer imaginarios de progreso y desarrollo. La ciencia produce información especializada relativa a diarios, anotaciones, registros, cartas, libros científicos, exposiciones. Los centros de consulta fueron la Biblioteca Ecuatoriana Aurelio Espinosa Pólit, el fondo Carlos A Rolando de la Biblioteca Municipal del Guayaquil y el fondo de la UASB.

mfaguirre@lahora.com.ec

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: